Pasar al contenido principal

INIA desarrolla técnica in vitro que genera plantas de cítricos libres de virus y enfermedad HLB

Perú Español

El Instituto Nacional de innovación Agraria (INIA) pone a disposición de los pequeños agricultores una nueva técnica que permite desarrollar nuevas plantas de cítricos libres de los principales virus y la enfermedad Huanglongbing (HLB), transmitidos por el insecto Diaphorina citri, evitando –con ello- cuantiosas pérdidas en la citricultura del Perú.
Se trata de una técnica de microinjertación in vitro, validada y desarrollada por el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), que consiste aislar el meristema apical de plantas enfermas y utilizarlo para microinjertación, con el fin de generar nuevas plantas sanas y con mayor capacidad de producción. Esto beneficiará a más de 40 mil pequeños productores quienes tendrán acceso a semilla vegetativa, proveniente de plantas madres de mandarinas, limones y naranjas completamente sanas, evitando pérdidas en producción que superan los US$ 700 millones aproximadamente. “Generamos tecnología para potenciar la agricultura familiar”, acotó el jefe del INIA, Jorge Maicelo Quintana.
El virus de la tristeza y la enfermedad HLB en cítricos transmitido por el insecto Diaphorina citri, son dos de los principales problemas que afectan los cultivos de cítricos sobre todo en temporada de lluvia que, por la humedad, se reproducen con mayor frecuencia.
Para validar la técnica, investigadores del Laboratorio de Cultivo de Tejidos Vegetales de la Sub Dirección de Biotecnología del INIA, realizaron un test de ELISA para descartar virus en tejidos provenientes de 47 plantas generadas por microinjertación; dando como resultado un 100% de ausencia de virus.
La validación de esta nueva técnica, fue generada a partir de la ejecución del proyecto “Establecimiento de bloques fundación de material de propagación de cítricos libre de Virus, Viroides y HLB”, financiado por el Programa Nacional de Innovación Agraria (PNIA). La técnica de microinjertación se utiliza con éxito en España, Brasil, Uruguay, Cuba y México, donde cuentan con programas de saneamiento y certificación de material vegetativo en cítricos.